Cuando ya pensabamos que no pasariamos frío, cuando ya había quien se paseaba en mangas de camisa, por no decir que estoy casi segura haber visto a algunos con manga corta, yo misma había salido de casa algún día sin abrigo, resulta que llega la nevada que suele llegar por estos lares en el mes de Febrero, ha llegado en Marzo, eso sí, a primeros, aunque no descartaría yo alguna otra más antes de la llegada de la primavera.
La verdad es que no llegó en buen momento, los niños tenian desfile de carnaval, algunos como Pablo era su primer desfile en el cole, se quedaron sin el, supongo que lo harán en la semana que entra, despues del trabajo de las profesoras preparando los disfraces, (de bomberito que iría mi nene) espero que lo hagan, por otro lado a mi personalmente me ha venido bien, ya que por motivos del trabajo de mi marido, no habría podido ver a Pablo el viernes, ya que tenía que suplirle en el reparto del día como ya hice el jueves, dicen que no hay mal que por bien no venga. Siempre queda un consuelo; incluso cuando parece que ya no te queda nada en donde agarrarte, como nos pasa algunas veces.


Más imagenes de la nevada, que aunque duró poco, los peques la disfrutaron bastante, y alguna que no es del género humano, aunque a veces lo parezca.

Kiara



 Y antes de la nevada me dió tiempo a preparar esta hermosa tarta, una Hello Kitty rockera, un encargo que espero les gustase.







1 comentarios:

Flores dijo...

Si es que no falla¡¡¡ En Febrero, la nevada grande. NAda el carnaval la semana que viene y ves al peque, por cierto no debieron disfrutar nada los peques y la perrita¡¡¡

Publicar un comentario